El alma pez | Reseña de Nuestras esposas bajo el mar

Reseña de Nuestras esposas bajo el mar

Antes de leer este libro, quédate fijamente mirando a las sorprendentes criaturas de un acuario. Mete las manos en una pecera. Escucha la canción de las tuberías de tu edificio. Ponte un vídeo de la Fosa de las Marianas. Atiende al murmullo casi acuático de la tele de los vecinos. Contempla el mar como si fuese la última vez. Chupa el salitre entre tus dedos. Entre todas las novelas que puedas regalar, recomendar y celebrar de este 2023, Nuestras esposas bajo el mar (Editorial Sigilo), es un pequeño milagro. Un pececito que se quedará a vivir en tu sistema límbico. Un cuento gótico y sobrenatural que esconde una historia de amor y de terror, de búsqueda y de duelo, de cicatriz y de alivio. Un relato excepcionalmente sensorial, con una prosa gourmet para saborear hasta que no quede ni una gota. Lo firma una joven autora inglesa: Julia Armfield, bendecida sin duda con un magnetismo propio. Su novela es un embrujo con múltiples lecturas.

Nuestras esposas bajo el mar es la historia de Miri y Leah, un matrimonio joven y feliz. Todo cambia cuando Leah, bióloga marina de profesión, se embarca en un viaje a las profundidades del océano que se alarga más de lo debido. Cuando vuelve a tierra firme y regresa a casa, todo es diferente. Una grieta se ha abierto en su luminosa rutina cotidiana. Casi no come ni habla, y abre constantemente el agua de los grifos del baño. Algo de lo vivido en el abismo del mar se ha colado en sus vidas y amenaza los cimientos de su relación. Con esta premisa combina Julia Armfield dos conceptos a priori tan diametralmente opuestos como el terror y el amor, con una narración flotante y una atmósfera llena de elementos acuáticos, de interferencias y señales, de recuerdos y enfermedades, de miedos como anguilas y penas como corales.

Lo he terminado hace unos días, pero en un rincón de mi cabeza Nuestras esposas bajo el mar sigue latiendo. Estructurada en cinco partes correspondientes a los diferentes niveles de profundidad del océano, el relato también se hunde hacia lo más hondo de sus protagonistas: las heridas de sus infancias, los comienzos de su enamoramiento, la atracción de Leah por lo desconocido y el agua, el pánico de Miri a la muerte y a la pérdida, el deseo y sus caminos pantanosos, el sexo como rendición acuática, los guiños cotidianos que componen la espina dorsal de una relación, el terror que desencadena la mutación de lo conocido en desconocido.

Tanto si haces una lectura desde lo gótico y sobrenatural como desde la pura metáfora, este libro será de lo más hermoso que leas jamás. Lo rodea una luz extraña, una curiosidad oscura e insaciable como el fondo de mar. Después de leerlo es probable que te vuelvas un poco invertebrada, que se te quede el corazón lleno de agua, que necesites sal para dormir por las noches. Ayer me miré al espejo y creí verme escamas.

Imagen de portada | Martin Jaroš en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *