No te salves | Un poema de Mario Benedetti

Un poema de Mario Benedetti Literaturbia

A Mario Benedetti (1920-2009) le precede su magia literaria, su inmensa creatividad y su prolífica obra. Hoy, en nuestra sección Poetizando queremos homenajear uno de sus poemas más conocidos y recordar las principales características de su producción lírica.

El escritor uruguayo introduce en su poesía elementos propios de la vida cotidiana, valiéndose del lenguaje coloquial con el que la gran mayoría de sus lectores se identifica, dramatizando la crónica de lo rutinario y  alterando la imagen de los objetos normalmente a través de la hipérbole y de la personificación. Mario Benedetti se decantaba por el verso libre, el humor de su lírica es un antídoto contra la angustia y su receptor es la clase media. Enlazando lo cómico y lo patético con su personal concepto de felicidad, en su obra no faltan las imágenes surrealistas y el uso de un lenguaje heterodoxo iniciado en segunda persona y finalizado en primera, además de una musicalidad innata.

Más que un poema, esta famosa pieza que rescatamos a continuación es una oda a la vida, una declaración de sueños e intenciones y un lema bellísimo que puede alegrarnos la monotonía de un lunes. Para vosotras y vosotros, No te salves, un poema de Mario Benedetti.

No te salves

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Un poema de Mario Benedetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *