Resucitar entre gatos | Reseña de Litio de Malén Denis

Litio de Malén Denis

Litio, la primera novela de la periodista y poeta argentina Malén Denis que ha aterrizado en España de la mano de Caballo de Troya, es uno de esos libros que te hipnotizan, chamanes de bolsillo de los que no puedes apartar la mirada. Páginas que doblar y subrayar con tu boli preferido, a las que regresar cuando sientas dolor, nostalgia, vergúenza, desarraigo.

Intimista y escrito a modo de diario epistolar, como cartas garabateadas por las últimas manos analógicas de la precaria generación millennial que ya peina alguna cana, Litio cuenta mucho más de lo que dice, y a través de un lirismo explosivo, como dinamita hecha tinta, dispara emociones que parecen bengalas. El dolor, la incertidumbre ante el futuro, la ternura en los ojos de un gato, la necesidad de sentirse conectado con el mundo, el peso de la familia, el extrañamientos, el miedo a la soledad o al sufrimiento de un bicho moribundo en tu cocina.

Imagen | Malén Denis

Por los capítulos desfilan esos pedacitos de aura que dejamos flotando por el camino, atrapados en los tiempos y en los espacios que un día fueron nuestros. Porque como su autora dice «todo es efervescente y nada a va permanecer». La infancia, el hogar, la pareja o el sexo pueden ser refugios seguros hasta que se diluyen. Como la sangre de un aborto espontáneo o la cerveza en el paladar o la postilla de un mordisco.

Malén Denis nos regala, porque es un regalo, una voz literaria valiente y herida, los miedos al desnudo de una juventud precaria en tiempos gaseosos, la búsqueda azarosa de la identidad y el afecto cuando no sabes dónde estarás mañana ni si el peso de tus huesos te permitirá salir de casa y descubrir en otras manos y otras calles razones para la alegría. En primera persona, de su protagonista brotan cicatrices sanadoras, rituales cotidianos ante el trauma y luces para comprender la oscuridad del mundo.

Poesía, resurrección y magnetismo. Lean a Malén Denis.

Imagen de portada | Taylor Grote on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *