Cumbia(s) | Un poema de Kevin Castro

Hoy traemos a Poetizando Cumbia(s), un poema de Kevin Castro

Kevin Castro (Perú, 1993) es un joven poeta al que he tenido ocasión de disfrutar en la magnífica antología Mil Novecientos Violeta, editada por Luna Miguel y publicada por la editorial El Gaviero, que cerró sus puertas a mediados de este año.

Autor de los libros Los tiempos jurásicos y Norcorea, también es editor y uno de los creadores del grupo LOS PERROS ROMÁNTICOS. La musicalidad, el ritmo, la magia y la energía de Kevin Castro son tangibles en este conjunto de poemas recogidos bajo el título de Cumbia(s). Zambúllete en ellos a continuación.

Puedes consultar más poemas de este autor en Transtierros, el blog personal de Kevin Castro.

Cumbia(S), de Kevin Castro

UNO. constelación (Washington Cucurto)

cáscara de cielo que

te abres en las alturas / allá arriba

eres un charco de agua precipitándote

sobre la hierba

formando un charco más pequeño

aquí abajo / pero puede que

en el fondo haya un incendio en tu pecho

y te ganen las ganas de dormir

y abandones tu trabajo y ya no te precipites sobre

los juncos la arcilla el río

te aburren las largas horas de oficina

los pechos de la recepcionista

que ni palabra te dirige

las impresoras-fotocopiadoras-escáner

yo sé que tú prefieres

mirar cómo maduran las naranjas

 

silbar así / un poco

DOS. el río (Javier Heraud)

debajo de mi voz

llevo un canto ácido

que escupo y hace agujeros en las paredes

y aunque ese canto no es mío del todo

estiro mi mandíbula para inundar desde aquí todas las calles de

todos los distritos

estiro mi mandíbula dejando salir un río caudaloso

estiro mi mandíbula 180° dejando correr jinetes acuáticos que

montan caimanes de petróleo

los caimanes llevan en sus pieles cicatrices de hace milenios que
corresponden a las distintas edades geológicas / antes los caimanes

vivieron nadando en el magma debajo del misti / luego salieron

disparados por el cráter un día del s. XV / volaron por los aires

arrojados brutalmente como un estornudo / miraron a los indios

perseguir cerdos jalar cocaína / los caimanes volaron por los aires

durante varios siglos / sintieron el granizo arremeter mil veces

contra sus torsos desnudos haciéndoles llagas / se alimentaron de

esas aves estúpidas que vuelan aunque haya en el cielo caimanes

voladores con la boca abierta / hicieron el amor entre las nubes

pre-industriales / pensando que no había mañana / rezando credos

que en nada se parecen a estos credos / cogiendo / gritando /

cantando himnos paganos / durante varios siglos / antes de caer en

este río / así volaron los caimanes

mi boca lleva dentro UN NUEVO RÍO

TRES. Sarita Colonia (David Meza)

Sarita Colonia bajó del cielo

envuelta en pétalos de floripondio

y todos los Santos Santos

desde San Pedro hasta Kaláshnikov

la veneraron con respeto

: : también Buda y Kurt Cobain

inclinaron sus cabezas : :
de este modo entendí que debo dejar la Universidad y mudarme

a los Cerros a observar a algo que es lo más parecido a

un Santo que desciende / dejaré la Universidad y aprenderé a

leer las hojas de coca para saber el futuro / dejaré la Universidad

y tendré mi propia banda de Reggae en mi imaginación

/ dejaré la Universidad y grabaré sucesos paranormales y los

subiré a YouTube y nadie creerá que es cierto / y sin embargo

yo creo y habré creído hasta el final cada una de estas cosas

/ yo también inclino mi atea cabeza y escribo poemas de

amor:

Sarita Colonia desciende y

se sienta a comer helado y oír música en el parque

elige un playlist específico para cada día

pensando en miles de cosas profundas como hoyos

y el playlist de estas reflexiones me recuerda un poco a ti

pero de todos modos nada tengo yo dentro de mi boca

que no sean dientes, lengua, gérmenes, sobre todo eso último,

millones de gérmenes que no podré intercambiar nunca más contigo

……………………………………………………………

Sarita Colonia sabe que yo quiero follarte luego de bailar

con infinita ternura bajo los árboles de cualquier parque

y sabe que cuando te coja y me corra sobre ti
descubriré por fin QUÉ SUEÑAN LOS SANTOS CUANDO SUEÑAN

Visnu sueña el sueño más bello de esta generación,

un sueño como un concierto en el patio trasero de casa,

un sueño como la única esperanza de los que nacimos después de 1989

con el poder de ejércitos vibrando en nuestros ojos

…………………………………………………………….

Sarita Colonia se corre pensando en lo mismo que tú piensas

cuando te corres / luego llueve y nadie excepto nosotros

se tiende sobre la hierba frente a la Facultad de Derecho y C.P.

y puede que Sarita Colonia piense en dioses de la India

mientras se corre y tiembla retorciendo los dedos de sus pies

y tú pienses en las piernas de He-Man soportando el peso de una montaña

produciendo explosiones maravillosas

……………………………………………………………..

Sarita Colonia me protege de la ira de El Señor

yo estoy sentado oyendo mi propio playlist y Sarita Colonia

le reza a Viracocha por mi alma azul sin norte, y Viracocha le reza

al río Rímac que pasa detrás de mi casa

escucho el playlist de mi vida a través del viento

como mi padre escuchó el suyo de pie frente a una estatua
como mi abuelo escuchó el suyo en un viejo disco

y no encuentro en mi vida sino silencio

One thought on “Cumbia(s) | Un poema de Kevin Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *